Archivo de la categoría: Día del Libro

Quijoteando

En el curso 2015-16, el Departamento de Castellano del Instituto Joan Fuster de Sueca decidió rendir homenaje a Miguel de Cervantes el 23 de abril. Como sabéis, esa fecha se celebra el Día del Libro en muchísimos lugares, ya que coincide con el fallecimiento de William Shakeaspeare (gran poeta y dramaturgo inglés), del Inca Garcilaso de la Vega (cronista durante el descubrimiento de América por parte de los españoles) y de Miguel de Cervantes, que fue enterrado también ese mismo día.

Ahora bien, por si esto fuera poco, resulta que en el año 1615 se publicó la segunda parte de la novela más famosa de todos los tiempos, escrita en castellano (¡todo un honor para los hispanohablantes!), y que además es el segundo libro más traducido del mundo (el primero es la Biblia): nos referimos a la segunda parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, escrita, como todos sabéis, por Miguel de Cervantes.

Éste es el motivo por el que decidimos en el Departamento realizar una lectura continuada de esta obra, a través de las voces de alumnos y profesores del instituto. Destacamos el punto divertido que le puso nuestra compañera Mª Àngels Alonso al evento, al colocar un “yelmo de Mambrino” y un sombrero siempre a quienes interpretaban las voces de don Quijote y Sancho Panza (¡observadlo en las fotos!). Intercalados con la música de la serie de dibujos de don Quijote de la Mancha, algunos de los momentos quijotescos que se leyeron fueron cuando don Quijote vigila sus armas en la venta para poder ser armado caballero, cuando éste le da una serie de sabios consejos a Sancho, o aquellas dos hermosas y profundas frases del capítulo LVIII que la sociedad en que vivimos debería recordar. Con ellas y las fotos del evento nos despedimos:

-Advierte, Sancho -respondió don Quijote-, que hay dos maneras de hermosura: una del alma y otra del cuerpo; la del alma campea y se muestra en el entendimiento, en la honestidad, en el buen proceder, en la liberalidad y en la buena crianza, y todas estas partes caben y pueden estar en un hombre feo; y cuando se pone la mira en esta hermosura, y no en la del cuerpo, suele nacer el amor con ímpetu y con ventajas. Yo, Sancho, bien veo que no soy hermoso, pero también conozco que no soy disforme; y bástale a un hombre de bien no ser monstruo para ser bien querido, como tenga los dotes del alma que te he dicho.

 

-La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Si queréis recordar la cancioncilla de “Sanchoooo, ¡Quijote!” que se escuchaba entre lectura y lectura, sólo tenéis que hacer click en este enlace: Intro de los dibujos animados “Don Quijote de la Mancha”

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día del Libro, Literatura, Quijote